Rinoplastia

RINOPLASTÍA
La obstrucción nasal es el principal síntoma de la mayoría de los pacientes sometidos a cirugía nasal, y muchas veces es necesario alterar la arquitectura nasal externa para alcanzar un mejor resultado funcional. Es imperativo que una cirugía plástica cosmética pura no afecte la función nasal. Así como es importante valorar y manejar el aspecto externo cuando planeamos una cirugía funcional.
La nariz es la característica más distintiva del rostro, siendo la parte que más resalta a la vista en nuestro perfil social (vista de tres cuartos).
La rinoplastia está enfocada para mejorar la forma, el tamaño y la apariencia general de la nariz.

El objetivo del cirujano en la actualidad es conseguir una nariz de aspecto natural que ofrezca un balance armónico con el resto de las estructuras faciales.
La edad ideal a la que se puede realizar esta cirugía es a partir de los 14-15 años en las mujeres y 17-18 en los hombres, ya que a esta edad se ha completado el crecimiento y desarrollo facial.

El procedimiento se realiza de tal forma que las cicatrices van dentro de la mucosa nasal, el taponamiento que antes era de lo más doloroso y molesto, ahora es muy cómodo, con un tiempo de recuperación de 15 días